viernes, 15 de junio de 2007

30 años de democracia


El miércoles 15 de junio de 1977, los españoles iban a las urnas (78% de participación) para elegir 350 diputados y 207 senadores, entre más de 5.300 candidatos de 22 partidos políticos, entre éstos el recién legalizado Partido Comunista de España (PCE).
La disputa se jugaba entonces entre Alianza Popular, antecesora del actual Partido Popular (PP), en cuyas listas aparecían seis ex ministros de Franco; la Unión de Centro Democrático (UCD) liderada por Adolfo Suárez, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el Partido Socialista Popular (PSP) y el PCE. Las formaciones nacionalistas de Cataluña y País Vasco también destacaban en aquella crucial cita electoral.'
AP es la solución al problema. España es lo importante', era uno de los lemas de campaña de la entonces Alianza Popular liderada por Manuel Fraga, que hoy en día ocupa un escaño en el Senado por el PP. 'La libertad está en tu mano' era en cambio el eslogan del PSOE.
Tres días pasaron hasta que se conocieron los resultados provisionales... Dicen que era la falta de costumbre.
Los electores se habían pronunciado mayoritariamente por el centro, representado por la UCD, un conglomerado de centro-derecha, que obtenía una cómoda mayoría de 166 escaños en la Cámara Baja y un moderado PSOE que recibía 118 bancas.
En tercer lugar quedaba el PCE con 20 escaños, seguido por AP con 16; 11 bancas para los nacionalistas catalanes de Convergencia y ocho para el Partido Nacionalista Vasco (PNV).

Las imágenes de aquel Congreso de los Diputados, en el que se saludaban personalidades tan opuestas como Adolfo Suárez y Dolores Ibárruri, conocida como La Pasionaria, serían un símbolo de los nuevos tiempos.
Adolfo Suárez, encarnaría para siempre el símbolo de la transición democrática al frente de su segundo gobierno desde la proclamación del rey Juan Carlos I, el 22 de noviembre de 1975.
Para llegar al 15-J, Suárez había sabido reunir a falangistas, socialdemócratas, liberales y democristianos y desmantelar el régimen franquista.
Meses después de estos comicios, llegaban los Pactos de Moncloa, una serie de acuerdos políticos que buscaban garantizar la transición, todo un ejemplo para el restablecimiento de la democracia en América Latina, atrapada entonces bajo férreos regímenes militares.
Menos de un año más tarde, los españoles aprobaban en referéndum la Constitución de 1978, que sigue vigente hoy en día.

1 comentario:

Moris dijo...

Todo esto me recuerda que nací con la democracia y con el primer presidante ejerciendo ya su cargo.