jueves, 24 de abril de 2008

10 años del desastre de Aznalcóllar

Mañana se cumple el décimo aniversario del desastre ambiental de Aznalcóllar, un vertido considerado por el CSIC como "cien veces mayor que el del 'Prestige". La rotura de la balsa de residuos de la mina de pirita de Boliden Apirsa provocó una ola de lodos tóxicos que contaminó una superficie equivalente a 6.482 campos de fútbol.
Diez años después, nadie diría que toda aquella zona estuvo cubierta de aguas y lodos tóxicos pero tampoco parecen recordarse algunas lecciones de aquella catástrofe.
Si se retrocediese en el tiempo hasta la mañana de aquel 25 de abril de 1998, cuando la luz del día mostró las brutales consecuencias de la riada tóxica que arrastró seis millones de m3 de aguas ácidas a las mismas puertas del Parque Nacional de Doñana (frente a las 63 toneladas de fuel derramado por el 'Prestige'), lo primero que pensaron muchos fue: "Se avisó de que ocurriría y no hicieron caso", como así lo hizo dos años antes un ex ingeniero de Boliden Apirsa, Aguilar Campos, que avisaba que si aquello no se arreglaba reventaría, pero no se le hizo caso. "Fue una catástrofe anunciada, consentida y evitable" y el "mayor desastre ambiental en la historia de España".
A los días siguientes a la rotura de la balsa minera, se recuerda venir el agua ácida con un pH 2,5 y a los peces saltar fuera, prefiriendo morir asfixiados que abrasados. Se llegaron a recoger más de 37 toneladas de peces. El vertido contenía la mitad de los metales pesados conocidos, así como un tercio de los elementos químicos, entre ellos, uranio, arsénico, cobre, plomo, cadmio, zinc y talio. En total, 868 operarios recogieron siete millones de m3 de lodos y tierras contaminadas, con medio millar de camiones que recorrieron casi 17 millones de kilómetros, para evitar que la contaminación llegase a los acuíferos con las primeras lluvias o entrase en la cadena alimentaria
La zona entonces inundada por lodos tóxicos está desde hace años cubierta otra vez de vegetación y los análisis realizados en las plantas leñosas y herbáceas muestran niveles normalizados de metales pesados, salvo pequeños núcleos aún contaminados. Aún así, todavía quedan asuntos sin cerrar, como El Corredor Verde del Guadiamar, proyecto estrella para recuperar la cuenca de este río y conectar Doñana con la sierra norte de Sevilla. Actualmente presenta un estado de abandono, siendo más utilizado por quads y cuatro por cuatro que por las especies animales.

7 comentarios:

Reme dijo...

No me habia enterado de esto ni me sonaba. Pero me parece una historia increíble, tanto como la del Prestige en Galicia... sobre todo lo de los peces saltando del agua prefiriendo morir de axfisia que fuerte...

Timore dijo...

Recuerdo ese día con tristeza... Vivía en Madrid y me desperté por la madrugada de un sobresalto porque oía en la radio lo que acababa de suceder, y claro, es lo que ocurre cuando te duermes con la radio encendida, que parece que te duermes con un pilotito puesto que te avisa de los posibles peligros que te pueden pasar en un corto período de tiempo. Y es así, oí eso y me puse nervioso porque no quería comprender aquello que narraba la radio, no podía imaginar que Doñana se podía ir al garete. Afortunadamente esto no pasó, pero debemos de tener cuidado porque el peligro puede seguir estando ahí.

Abrazos,

Timore

Abel dijo...

Prima... de verdad que no recuerdas esta historia?????, puff yo si que lo recuerdo, y mas con lo cerquita que lo tuvimos. Un saludo Calle.

Juanela dijo...

Yo si me que acuerdo de aquello, y es era muy fuerte!!! y es que lo vivimos en carne propia!!! la verdad es que fueron unos dias muy tristes para todos. Bss

El Penitente dijo...

Sin duda un desastre que ojalá no vuelva a ocurrir, pero vamos, en Huelva mismo puede ocurrir algo parecido como no se le de la atención que necesita las balsas de fosfoyesos de fertiberia. Saludos

Marijolamejo dijo...

Lo que no sabe la gente es que el desastre incrementó el PIB del país en varios puntos, es decir, generó riquezas. En fin, cosas del mercado, mientras se destruye un ecosistema, la economía aumenta. No me extraña que así nos estemos cargando el planeta

Condal dijo...

Creo que las administraciones actuaron correctamente (no como en otras ocasiones), lo que fastidia es que Boliden se fué "de rositas".