sábado, 21 de abril de 2007

Abrir un ‘blog’ y... volverse loco



Tener una bitácora puede llevar a la obsesión.
Su autor necesita estar continuamente conectado a ella, escribe sólo para decir que se va a dormir, se enfada con sus amigos porque le preguntan cómo está. Ya lo ha explicado en un ‘post’...

Es habitual, entre los blog-adictos, una mirada perdida mientras hablas cara a cara con ellos. Si hace tiempo que el blog- adicto era tu amigo, y consigues (asunto muy difícil) sacarle de casa para abrirle tu corazón y contarle tus problemas, el blog-adicto quedará callado, observándote en silencio, haciendo cómo que te está escuchando: pero realmente, lo que desea, es deshacerse de ti para poder conectarse cuanto antes a un ordenador personal que le lleve hasta la tierra prometida: internet, su blog.
Cuando terminas de hablar, hacen caso omiso a tus problemas y te anuncia, con una gran sonrisa de orgullo: -¿Sabes que hoy he recibido 50 visitas en mi blog y 7 comentarios?

Comportamiento habitual del blog-adicto:
1.- Enloqueces cuando no puedes acceder a tu blog: no puedes parar de pulsar el botón F5 para refrescar el navegador.
2.-Empiezas a pensar en futuros artículos en mitad de una cita, de una película, etc. Incluso en mitad del acto amoroso.
3.-Cuando caminas por la calle recuerdas, de repente, algún ocurrente comentario que alguien te escribió, hace ya bastantes días, y no puedes dejar de reírte.
4.-Cuando tus amigos reales te preguntan "¿que te cuentas?", te molestas con ellos porque tú ya has escrito eso en tu blog, y significa que ellos no te están leyendo.
5.-Si alguien te deja un comentario anónimo tratas de averiguar quién fue por su IP, comparándola con las de tus amigos o lectores habituales.
6.-Has escrito “posts” sólo para decir que te vas a dormir.
7.- Estás celoso de la gente que está incluido en más “blogrolls” y/o tiene más comentarios que tú.

Artículo del periódico 20 minutos

2 comentarios:

Violeta dijo...

Gracias a Dios no he llegado a ese extremo!!! Ja ja. Si tengo algo que poner lo pongo y si no.... mala suerte!!
Además, en mi caso, el blog me sirve como un especie de diario, donde voy poniendo aquello que me llama la atención, aquello que me preocupa, expreso mi sentimiento en el día de hoy. Escribo en realidad para mi, asi que no me preocupa que no me escriban o no entren. Evidentemente como a todo el mundo, me gusta que entre la gente, me lea, o incluso me escriban, pero no me sulfuro por ello. Supongo que todo llegará, jaja.
Besos!!

La Criticona dijo...

qué verdad más verdadera...