martes, 20 de octubre de 2009

Conociendo Rociana: Bodega de San Antonio

Es una de las bodegas más importantes de esta localidad, no sólo por ser una de las más fecundas y amplias, sino por la estética del edificio, de estilo tradicional, fechable a principios del siglo XX.
Su planta basilical presenta el esquema tradicional de las antiguas bodegas: tres naves con la central mayor que las laterales. Éstas están separadas por arcos de medio punto sobre pilares neobarrocos y se cubren en la central por cubierta a dos aguas y en las laterales a una, con techumbre neomuedéjar, quizás sea la mejor bodega de la zona. La solería es de ladrillos de canto en espiga.
La decoración se vuelca en su exterior con una fachada de color rosáceo que lleva impresa una simulación de ladrillos pintados en estuco. Aparecen varias pilastras separando cada tramo de ventanas y la estructura se remata por unas almenas piramidales. Son importantes sus dos portadas: la lateral mantiene el esquema de ladrillo y se remata por un frontón curvo, tiene cancel fechado en 1900; la principal es de mayor altura, tiene un cancel también rico y se remata por un frontis que lleva el nombre de la bodega junto al que aparece una hornacina que acogía la imagen de San Antonio. En la parte superior tiene una pequeña espadaña con nicho para campana.
Esta campana se usaba para repicar cuando venía la gente, hasta que se calló



Esta construcción la realizó sus propietarios: la familia López-Ántunez a finales del S. XIX. Pasó por diversos propietarios (Benito Ferraro y por último José Joaquín Pérez Riquel) y estuvo en funcionamiento hasta finales de los 70.
Fue a capricho del primer propietario que se hiciera de forma suntuosa, nada visto en el pueblo ni en la comarca.
Además de bodega sirvió de cine de verano entre los años 50-51 y durante algunos años estuvo saliendo del edificio la cabalgata de Reyes Magos
Existía en los corrales de la bodega, un pozo artesiano al que acudía la gente por agua a un precio de peseta el cántaro.


4 comentarios:

Condal dijo...

Yo creo que al final se caerá y solo podremos ver esta fachada y esta bodega por las fotos de Las Callejuelas y otras páginas. Tengo algo preparado en mi blog para publicar mas adelante.

Luis Fernando Trigueros Pina dijo...

Bonita e interesante entrada. Es una pena que la bodega se encuentre en la situación que se encuentra. Creo que sería interesante que la autoridad competente se decidiera a rehabilitarla y crear algún sitio público en el que poder realizar encuentros, o construir un teatro y darle un uso cultural..... pero eso es una utopía, no crees?

La Criticona dijo...

Permíteme un consejito, cambia el color de la letra porque cuesta mucho trabajo leer.

Morís dijo...

Juan me ha encantado tu entrada. Siento debilidad por esa bodega y tus paisanas que me conocen lo saben. Estoy de acuerdo en la afirmación de que puede tratarse de la bodega más hermosa de la comarca, de las, bien llamadas, bodegas catedral por sus altas naves separadas por columnas. El abanico de posibilidades que ofrece este espacio es multiple, ahora bien, quién es el titular de la propiedad???
Hay herramientas para impedir su desaparición en los textos legislativos tocantes al patrimonio español (Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico Español) y al andaluz, como es el caso (Ley 14/2007 PHA). A pesar de todo, hay que aunar voluntades y un presupuesto económico importante para su rehabilitación.... "hace más el que quiere que el que puede"