jueves, 22 de noviembre de 2007

Adiós Hombre-Río

Hace tiempo que quería mostraros esta curios escultura de Rafael Cornejo y Francisco Marcos que representa la figura de un hombre sentado en el cauce del río Guadalquivir. Esta escultura fue colocada oficialmente el 8 de enero de 2006. Pero el curiso origen de esta escultura fue que los artitas colocaron sin permiso ninguno y en la madrugada una réplica flotando en el río . Tuvo tanta aceptación que el ayto decidió que la escultura quedara instalada en los aledaños del puente de Miraflores. Para ello se realizó la autentica escultura en poliester con un presupuesto de 48.000 euros y unas dimensiones de 1,80 metros de alto, 2,50 de ancho y cinco de largo.
Pero claro los 100 l/m2 caidos en las últimas 24 horas, han hecho que la popular escultura, poco acostubrada a nadar a contra corriente, haya dejado de ser ese sonriente bañista que disfruta de las mansas aguas del Guadalquivir a su paso por la ermita de los Santos Mártires. Ahora, el Hombre-Río es un deforme trozo de poliuretano que descansa boca abajo y en una postura espantosa (la cabeza entre las piernas) junto un remolino de basura, maleza y barro a un puñado de kilómetros de su emplazamiento original; ahora yace varado en una ribera de fango junto al polígono industrial de La Torrecilla.
La inmensa vegetación de los Sotos de la Albolafia (junto al puente romano )no frenó la aventura del Hombre-Río, que sin tiempo a nostalgias dejó de ver la Mezquita cuando sobrepasó sin problemas el puente de San Rafael. Ya sin esa cara de bañista feliz que toma el sol, el Hombre-Río alcanzó con una sorpresiva rapidez el Puente de Andalucía (atravesó los 4 puentes de Córdoba). Los conductores que lo sobrepasaban no daban crédito y empezaron a bombardear la centralita de los bomberos, que, zódiac en mano, se lanzaron al rescate de uno de los símbolos de la Córdoba actual. Pero la cantidad de remolinos, la fuerza de la corriente y los 150 kilos de la escultura hicieron que el rescate se aplazara. De esta manera, el Hombre-Río se abrigaba para pasar la primera noche sin el abrigo de la ciudad. Solo.

8 comentarios:

Hermanita de la Caridad dijo...

Jo, qué pena!! Pero no estaba amarrado? Espero que hagan algo para devolverle la vida.
Besos

Condal dijo...

Que lástima, tendrán que poner otro, con lo curioso que estaba cuando se le posaban encima los pájaros.

Violeta dijo...

Jo!! No sabía ni que existía esta escultura, pero bien graciosa que es!!! Ahora da penita, pobre!! Que lo vuelvan a reconstruir!!!!
Besotes

La Criticona dijo...

Pobre.

Callejuelo dijo...

Ayer por fin lo sacaron, solo ha aparecido la mitad del cuerpo del pecho a la cabeza, las piernas están desaparecidas

Choko dijo...

Joder que trágico!! Esperemos que el Ayto. de Córdoba pronto coloque a este hombre de nuevo...

Raúl Ramírez dijo...

Sabía yo de la existencia de este hombre pero jamás lo había yo visto en persona... Yo quiero otro hombre río para Sevilla...

Guadiato16 dijo...

Al final ¿que ha pasado?¿han vuelto a ponerlo en su sitio?