miércoles, 16 de enero de 2008

Puente ¿romano?

Sí, el mismo. La semana pasada tuvo lugar la inauguración de las obras de restauración del puente romano por el presidente de la Junta y la Alcaldesa de Córdoba, entre otros; tras 2 años de rehabilitación.
Las obras de restauración, urbanización y consolidación del Puente Romano han costado 13,6 millones de euros. Se ha inyectado hormigón en la estructura interna del puente para consolidarlo.
En cuanto a la restauración y urbanización, además de restaurar tajamares, paramentos y arcos, ha proporcionado un nuevo aspecto interior a la plataforma peatonal, con un pavimento de granito rosa, pretiles sin cornisas así como la instalación de faroles «de diseño especial» y bancos de metal y madera a modo de «silla romana».
El monumento a San Rafael de 1650 ha sido restaurado. De igual modo, se han recuperado un balcón y hornacina anteriores al siglo XX. En esta última, el artista José María Baez ha recordado entre dos palmas en su interior acristalado a los mártires San Acisclo y Santa Victoria -que han sido registrados sin el apócope «san»-. (con eso parece más moderno aún).
La inauguración del puente concentró a su alrededor a decenas de cordobeses que recibieron entre pitos, abucheos y descalificaciones a los dirigentes autonómicos y municipales, envueltos en un ambiente de crispación y tensión que se había ido fraguando en los minutos previos y que alcanzó el cénit a la entrada del puente.
Había un centenar de personas, algunas de las cuales corearon «¡Esto no es un puente, es una mierda!», conforme Chaves de asomó por el lugar. Y es que acostumbrados a un añejo puente romano, tras la restauración parece hasta más nuevo cuando allá por la época romana, estos construyeran el puente.
Aún así, ha sido una gran obra, la UNESCO le ha dado el visto bueno, con un tirón de orejas, pero ha dejado una estructura resaneada, se ha recuperado elementos perdidos y se ha intentado incorporar materiales semejantes a los originales perdidos durante la restauraciones del siglo XX.
El paso del tiempo y los fenómenos meteorológicos le darán el toque de envejecimiento. La puerta del puente fue restaurada el año pasado, ahora las obras continuán tras la restauración del puente, en la torre de la Calahorra. Todavia queda otra fase que será la de volver a la cota original la rivera, ya que actualmente el arco está a un nivel inferior al de la actual calle, esperemos pronto verlo











7 comentarios:

marijolamejo dijo...

Desde luego ke no me explico donde tienen algunos arquitectos la cordura. No me extraña los abucheos y las críticas, porque no es pa menos

El Penitente dijo...

pues yo no le noto nada raro, solo que no tiene el aspecto envejecido de antes...pero nose, tampoco es que sea yo un esperto en arquitectura ni nada, pero alomejor Juan nos puede explicar con un poco de detalles porque se quejan tanto la gente, es que de verdad, con lo que he visto en las fotografias hasta que no me lo expliquen no se que esta ocurriendo con ese puente¿?

Reme dijo...

se parece al de merida no?

Condal dijo...

Cada vez que se va a restaurar un monumento de esta envergadura me hecho a temblar. La restauración era necesaria, los tajamares, p.e., se veían fatal, todos llenos de hierba y la piedra necesitaba que se le limpiara bien, pero los bancos y los faroles "dan bocaos", tampoco me gusta el "artefacto portavelas" que han colocado delante del arcángel, lo suyo es las velas "arremolinadas" delante de la escultura. Cuando se restauró la puerta creo que no le añadieron tanta modernura, excepto la escalera interior. Espero que cuando terminen de restaurar la torre y quiten los cartelones esos modernos la típica foto del conjunto puente+mezquita que se hace desde la otra orilla no se vea perjudicada.

La Criticona dijo...

Niño hubieras puesto la foto nuestra que seguro nos cojen para el casting de Escenas de Matrimonios.

Raúl Ramírez dijo...

La restauración del puente me hace revisitar la romana y mora, Córdoba callada. Espero hacerlo en breve... Sin duda una restauración que no ha dejado indiferente a nadie... Y es que Andalucía, como dice Chves: Imparable.

Callejuelo dijo...

Contestando a penitente, lo que más a molestado es la eliminación de los antiguos pretiles que son las barandillas (s. XX), la sustitución de los adoquines por granito rosa, el mobiliario urbano algo moderno y por supuesto que ahora se ve blanco blanco. Pero vamos, de todas formas es que la gente le gusta quejarse.
Para Reme, efectivamente se parece al de Roma, cuando lo vi yo tb lo pensé pero claro ahora este está limpio como he dicho y sin hierbas en sus piedras (ya no da el pego criticona poniendo la foto nuestra con el puente romano de mérida al fondo)