lunes, 14 de mayo de 2007

El cambio climático en España

Más inundaciones y olas de calor, junto a la pérdida de un número importante de playas, serán algunos de los fenómenos devastadores que sufrirá España como consecuencia del cambio climático, lo que perjudicará a sectores como el turismo y la agricultura, dijo el martes un informe del Ministerio de Medio Ambiente.

Las conclusiones de la Evaluación Preliminar de los Impactos en España del Cambio Climático auguran que el país, por sus características geográficas y socioeconómicas, será muy vulnerable al calentamiento global que ya ha comenzado a hacer sentir sus efectos.


'En los últimos cien años, España se ha calentado unos 1,5º centígrados, mientras que el promedio global ha sido de 0,6º C y el europeo de 0,95º C', dijo el ministerio sobre la primera de las siete conclusiones del estudio realizado por 50 autores con la colaboración de 400 científicos.
Los veranos en España serán cada vez más calurosos, con subidas puntas de temperaturas de hasta 7º C en verano y 4º en invierno durante el periodo estudiado 2070-2100.


En general lloverá menos y se intensificarán los fenómenos climáticos extremos como las inundaciones, los incendios y las olas de calor, según el estudio dirigido por el profesor José Manuel Moreno, de la Universidad de Castilla-La Mancha.


El sur de la Península, especialmente las cuencas del Guadiana, Segura, Júcar, Guadalquivir, y Baleares y Canarias, irán perdiendo recursos hídricos.


'Para finales de siglo la reducción global media de los recursos hídricos podría superar el 22 por ciento'. Y si esto fuera poco, la subida del nivel medio del mar - que para finales de siglo puede variar entre 10 y 68 cm - acabará con muchas playas y deltas, como el del Ebro y la Manga del Mar Menor.


Todo ello alterará la estructura y funcionamiento de los ecosistemas naturales, favoreciendo por ejemplo en los terrestres la expansión de especies invasoras y plagas.


'En general, se pueden producir efectos negativos en muchos otros sectores importantes - turismo, salud, agricultura, bosques -, habrá pérdidas de bienes e infraestructuras y una mayor presión sobre el sector seguros, en particular en el caso de los desastres', concluyó el estudio.


El protocolo de Kioto con el que se intenta combatir el calentamiento global de la tierra tiene como objetivo reducir la emisión de los gases de efecto invernadero de las naciones industrializadas.


Para cumplir el pacto de Kioto, España debería reducir en un 8% sus emisiones con respecto a las que producía en 1990.

4 comentarios:

Violeta dijo...

Osease que en verano nos vamos a morir!!!! uff!! Mas vale no pensarlo y todo el mundo a cumplir el protocolo ese, y a ver si no nos asamos para el 2030!!!
Pero es verdad que el ciudadano de a pie, no pone de su parte, porque soy yo, y para ir a comprar el pan cojo el coche, y eso que estoy a cinco minutos. Vale!! Mea culpa!! A partir de ahora a patas!!!
Besos

Hermanita de la Caridad dijo...

Si te digo la verdad, y aunque me critiquen, yo no lo veo pa´ tanto! Hay que preocuparse, pero sin obsesionarse.
Lo que está pasando estos días no es cambio climático, es primavera!!! Que parece que se nos olvida de un año a otro.
Lo siento para el que esté demasido sensibilizado con esto.
Besos, Calle.

Callejuelo dijo...

Te doy toda la razón, este artículo es una noticia de 20 minutos. Aunque es cierto que el cambio climático se está produciendo, esto no pasa de un día a otro o de un año a otro. Los años varían. La primavera como dice la hermanita trae esto, que un día haga calor y al rato pueda llover como nos pasó el sabado de los toros. Para que veas hermanita, por una vez te doy la razón. Eso sí, todos debemos de poner de nuestra parte para intentar cosumir menos energía, no desperdiciar agua, intentar reciclar, andar más en vez de usar el coche para todos. En nuestras manos está

Hermanita de la Caridad dijo...

Hombre!!! El acontecimiento del año, Callejuelo me ha dado la razón!!! Qué saquen todos los fuegos artificiales que haya en el almacén!! jaja.
Pues sí, hay que poner nuestro granito de arena.
Por cierto, no tengo saldo ;)