lunes, 21 de mayo de 2007

Ley D’Hondt para el reparto de concejales

El sistema D’Hondt es la regla que contempla la Ley Electoral española para asignar el reparto de escaños en el Congreso y el Senado, concejales de ayuntamientos o diputados autonómicos, y por lo tanto obedece simplemente a una formulación matemática.
Una vez contabilizados los votos de cada partido se realiza el reparto de la siguiente manera:

-Se ordenan de mayor a menor, en una columna, las cifras de votos obtenidos por las candidaturas.

-Se divide el número de votos obtenidos por cada candidatura por 1, 2, 3, hasta un número igual al de escaños correspondientes a la circunscripción.

-Los concejales se atribuyen a las candidaturas que obtengan los cocientes mayores, atendiendo a un orden decreciente.

-Cuando en la relación de cocientes coinciden dos, correspondientes a distintas candidaturas, el escaño se atribuye a la que mayor número total de votos haya obtenido. Si hay dos candidaturas con igual número de votos, el primer empate se resuelve por sorteo y los sucesivos de forma alternativa.

Con un ejemplo gráfico se entiende mucho mejor: pongamos el escenario de las elecciones municipales de Rociana del Condado de 2003 con cuatro partidos, 7 concejales de 13 para conseguir mayoría absoluta y con los votos obtenidos en aquella ocasión.
A partir de ahí se realiza el reparto. El primero de los escaños va para el partido más votado, el PA, con 1465 sufragios, y esa cifra se divide por 2. El segundo escaño para el PSOE, con 1415 y divide igualmente su cifra inicial por 2; el tercero para el PP con 754; el 4º de nuevo para el PA, con 732.5 (dividiendo posteriormente la cifra total de votos por 3); el quinto para el PSOE, con 707.5; y así sucesivamente hasta 13 concejales. De esta manera permitió al PP con sus 3 concejales unirse a los 5 del PA para que en total sumen más de 7 y tener así mayoría para gobernar.

6 comentarios:

Condal dijo...

No tenía ni idea de que la Ley D´hondt funcionara así. Gracias por la información.

marijolamejo dijo...

Es mu laberintosa. Deberíamos probar de vez en cuando con otros métodos de reparto, por lo menos que fuera más exactos.

Hermanita de la Caridad dijo...

Vaya lío! No hay una manera más fácil?

abel dijo...

Parece liosa, pero cuando ves la tabla se entiende bien, un saludo.

Callejuelo dijo...

No es nada dificil nada más tiene que dividirse los votos entre 1,2 y así sucesivamente. De todas formas este sistema se utiliza en muchos otros paises y favorece el bipartidismo como grandes favoritos aunque tambien tiene posibilidad de obtener representación las terceras fuerzas políticas. En Europa no es muy usual y se tiende a elegir por mayoría en dos vueltas descartando en la primera a los menos votados como ha ocurrido en Francia

Sergut dijo...

La Ley D'Hont no favorece el bipartidismo. Esto se dice muchas veces pero es mentira. La ley D'Hont da a cada partido un porcentaje de escaños similar a su porcentaje de votos en su circunscripción.

Lo que más favorece el bipartidismo son las circunscripciones pequeñas, con pocos diputados. En España el bipartidismo es fuerte porque muchas provincias tienen pocos escaños, pero en Francia (con un solo escaño por circunscripción elegido a segunda vuelta) o en Reino Unido (con un solo escaño elegido a mayoría simple) lo es mucho más.